¿Cómo crear un buen asunto en email marketing?

Uno de los aspectos cruciales para tener éxito en una campaña de e-mail marketing es el asunto.

Si los receptores del correo electrónico están en tu lista es porque consideran que puedes ofrecerles contenido interesante para ellos o sus negocios.

Aún así, esto no garantiza que vayan a abrir el correo que les envias, por lo que tu objetivo principal es hacer que éstos estén interesados en el contenido del correo que les estas enviando. … así que, ¡véndete!

El asunto no tiene que pasar inadvertido: debe prometer que el contenido del correo les resultará útil o beneficioso para ellos. En resumen, se les tiene que generar interés y curiosidad.

10 CONSEJOS PARA ESCRIBIR UN BUEN ASUNTO DE E-MAIL MARKETING.

1. Corchetes.

El uso de los corchetes es básico para que los receptores de tu correo sepan de que va a tratar el correo.

Utilízalos para diferenciar si vas a enviar información de un Webinar, una infografía o tu último post en tu web.

[Infografía] Características básicas de un community manager.

2. Titular del contenido del correo.

En el asunto debes mostrar claramente tanto lo que podrán obtener como evitar con si leen el correo:

El 70% de los asuntos en un correo electrónico contienen errores. ¿Quieres evitarlos?

3. Sé tu mismo y no tengas miedo de poner un toque de humor. 

Enseñar tu lado personal no solamente sorprenderá gratamente a tus suscriptores, sino que además ayudarás a que la tasa de conversión sea mucho más alta.

No tengas miedo de hacerlo por si tus suscriptores deciden darse de baja de la lista. Si a la gente no le gusta tu manera de escribir mejor que se marchen.

¿No crees que es mejor tener menos suscriptores si eso implica que sean de mejor calidad? Muchas veces una lista grande no implica mayor conversión.

¡¿Qué narices está ocurriendo?!

 

4. E-mails personalizados.

No es estrictamente necesario poner el nombre en cada uno de los correos que envías, pero si es natural mencionar el nombre del destinatario, inclúyelo. ¡Quedara mucho mejor!

Manolito, ¿tú qué harías en si fueras yo?

5. Genera urgencia y escasez

En una campaña de e-mail marketing que tenga como objetivo vender, resulta muy eficaz generar la sensación de urgencia y escasez. El resultado es una tasa de apertura alta.

¿Por qué es tan funcional?

La gente suele procastinar, por lo que deja todo para el último momento. Así, si se genera en el lector una sensación de inminente urgencia, necesitará aprovechar la oportunidad en el momento.

Si a esto se le añade la escasez de producto (unidades limitadas), tendrás la fórmula perfecta. El efecto se multiplica.

[Últimas unidades] El descuento del 85% termina dentro de 2 horas

6. Usa comillas.

Cuando una frase va entrecomillas, parece que haya sido dicha por alguien, que forme parte de una historia o que sea algo personal.

Por lo que, como a todos nos gustan las historias y no nos gusta quedarnos a medias, ésta es una medida que asegura un alto índice de apertura.

En un contexto que trata de música y técnicas vocales, recibes un correo que pone:

“No sé si sabría cantar ésto”

¿No te quedarías con las ganas de saber algo más de quien ha dicho y por qué lo ha dicho?

7. Sé específico

El asunto tiene que ser lo más explicito posible con respecto al contenido del correo electrónico.

10 técnicas para fomentar la creatividad.

8. Positividad ante todo. 

Los asuntos que transmiten mensajes positivos funcionan mejor comparados a los que transmiten sentimientos negativos, incluso cuando tienes la necesidad de generar escasez y urgencia.

Te está esperando (lo que vendas), lo que siempre habías querido.

9. Sintetiza

Algunos estudios han concluido que la longitud perfecta del asunto está entre 3 y 4 palabras.

Así que cada palabra nueva añadida implica reducir en un porcentaje específico el índice de apertura. Solamente se recomienda añadir una quinta palabra en el caso de que sea absolutamente imprescindible para el resto del anuncio.

10. ¿Mayúsculas? ¡Cuidado, úsalas con criterio!

Usa las mayúsculas siempre con criterio, ya que hay muchos correos electrónicos que van directamente a la papelera o se marcan como spam simplemente por el asunto.

Sin ir tan lejos, el uso de mayúsculas reduce el porcentaje de aperturas de un email, así que ¡cuidado cómo las usas en tus asuntos!

Es recomendable no escribir los asuntos completamente en mayúsculas. Se puede aceptar usar una palabra estratégica en corchetes o cuando vaya entre corchetes.

Si no quieres perderte ningún contenido de la web, suscribete.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *